dimecres, 9 de novembre de 2011

¿Vida presencial, vida digital?

Nada me gustaría más que tener dos vidas, porque con una de ellas, seguramente, no me será suficiente para aprender todo lo que deseo. Lo digo porque  hace tiempo que oigo hablar de la vida digital y la vida presencial y aunque són sincrónicas, o sea, no aumentan el tiempo de vida, tendemos a separarlas. Como ejemplo, tenemos "second life" que nos ofrece la posibilidad de montarnos una vida absolutamente digital al gusto, en la que puedemos enmendar los errores de la naturaleza y emerger como queremos: rubios o morenos, altos o más bajitos, sexis o más sexis...(en esto estamos todos de acuerdo). Sin embargo somos uno, aunque tengamos infinitas maneras de desarrollar nuestra identidad, y creo que uno de los efectos de esta sociedad en la que estamos inmersos es la poca capacidad para combinar la digitalidad con la presencialidad.
Para poder entender este  concepto me gustaría referirme a la experiencia de aprender en los distintos entornos,  digitales y  presenciales. Empecé a diseñar y a promover cursos on line en el año 2004, desde entonces me maravilla ver cómo hay multitud de habilidades que se promueven más facilmente en entornos digitales, incluso muchas de ellas sólo se pueden promover desde allí. Pondré un ejemplo:  las discusiones en los fórums digitales  son mucho más profundas, activas y sinceras que las que se producirían en entornos presenciales; en ellos, la gente dice cosas que jamás diría en directo y las razones de este efecto podrían ocupar varios tomos de una tesis doctoral. Sin embargo, hay cosas que difícilmente se pueden aprender  en entornos digitales; por ejemplo, algunas actitudes o cuestiones que tengan que ver con la comunicación no verbal, los olores, los gustos, o las caricias... la experiencia  de contemplar el horizonte desde un acantilado o el olor de la persona que amamos, no son digitalizables.
Además, a esto le debemos añadir que la mucha de la población de edad más madura  se resiste al aprendizaje digital y la de edad más joven, al contrario, vive la digitalidad con tanta intesidad que frecuentemente se pierde el conocimiento que se obtiene de la presencialidad.  Por todo ello, propongo añadir una nueva habilidad necesaria que se podria llamar "vida combinatoria" en inglés" blended life skill.

Conclusión:
Aprender es vivir

dissabte, 5 de novembre de 2011

El sentido de las Redes...

La palabra "Red", es como la palabra "Amor" se usan tanto y tan mal que finalmente no significan nada por si mismas...
Sin embargo el concepto de "Red" es algo que me fascina, significa para mi una manera de entender, de comprender, y de actuar. Es por eso y porque la vida te lleva a lugares que no habías imaginado y  me puso a trabajar en una red formal de información para jóvenes, que sigo reflexionando.
Para mi las principales inspiraciones sobre el concepto vinieron de la naturaleza y de Internet, así comprendí que el universo trabaja en red, por eso cooperan todos los seres con el objetivo de sobrevivir y desarrollarse...
Cuando conocí Internet pude visualizar esas cooperaciones de conocimiento entre personas sin más jerarquías que las naturales, allí, los nódulos más activos  tienen más influencia, y también los más coherentes, los que tienen más conexión con los demás, porque  simplemente saben aprender  y realimentan la discusión  aportando sus conclusiones con el objetivo de seguir aprendiendo.
En este sentido  he visto que sólo aquellos que quieren, trabajan en red, sólo aquellos que tienen la suficiente humildad, aprenden y sólo los que creen que "todos" tenemos algo interesante que aportar, se desarrollan en la red, éstos son los residentes en las redes de conocimiento. Por eso, cuando hablo del trabajo en red en la informacion juvenil, no me refiero a las organizaciones llamadas "redes de información juvenil" sino a la cooperación necesaria de intercambio y acción de conocimiento que se produce entre los nódulos implicados, que son muchos y no sólo profesionales, y es importante comprender que en estas conexiones no importan los niveles,  lugares de procedencia, y ámbitos de actuación.
Las redes son importantes por si mismas,  tienen influencia en el mundo porque son inclusivas, representan la manera de aprender de la inteligencia colectiva y generan conocimiento social. El conocimiento social es, ha sido y será la base para el desarrollo.

dimecres, 2 de novembre de 2011

Ideas para la crisis 2- El acompañamiento al emprendedor...

Seguimos dándole vueltas a la crisis y a las ideas que pueden ser de utilidad para nuestros queridos jóvenes, quizá los más perjudicados en estos tiempos y lugares...
Claro, si no hay trabajo, te lo tienes que inventar, crearlo...y si hay algo que define a los jóvenes son sus iniciativas, la creatividad, la conexión con el mundo actual y la valentía (aunque a veces sea un poco inconsciente), son actitudes de la edad. Es por esta razón que ahora, más que nunca, vienen a nuestro centro muchos jóvenes con ideas para autoocuparse, lo cual es bueno en todos los sentidos. En este país debemos  pasar de un modelo laboral dependiente  y marchar hacia la independencia, generar ideas, no para hacernos ricos, sino para hacernos más personas, para que el trabajo sea parte de nuestra maduración personal y social. Desde luego el camino de los emprendedores no es de rosas, tiene muchas espinas, no hay ayudas o son muy complicadas y farragosas etc etc etc...pero hay que intentarlo.
Para que este camino sea más leve nosotros tenemos a Martina, nuestro ángel de la guarda, que acude diariamente a asesorar, y guiar a todos los que poseen este fantástico espíritu emprendedor. La existencia de este servicio nace de un convenio del IBJOVE con la Associació de Joves Empresaris apoyado por el Injuve.
Para Martina empezar por el plan de empresa es absolutamente necesario, entre otras cosas para comprobar la viabilidad del proyecto y no correr riesgos inútiles. Un buen plan de empresa nos lo da todo...lo que ocurre es que en soledad, la realización de este ejercicio es a veces aburrida y complicada, y muchos abandonan pensando que quizás no son capaces, otros inician sus ideas sin testarlas y a medio camino deben tirar para atrás....
Para paliar estos problemas Martina y yo hemos diseñado un curso semipresencial con la colaboración de dos compañeras, Bel LlodràMarga Castells, donde 40 jóvenes han interactuado para realizar su plan de empresa. El curso que tenido una duración de 7 semanas y ha combinado acciones en la MOODLE (Plataforma de aprendizaje en línea), y dinámicas presenciales. Su valor ha sido el de conectar con los "iguales", aprender los unos de los otros y crear redes de jóvenes emprendedores. Los resultados han sido espectaculares: algunos tienen ya su empresa, otros han aprendido que quizá no era el momento ni el lugar para su idea, pero, en todo caso, ahora tienen el conocimiento que les va a ser útil para la próxima vez.
Como nos gustan tanto las tecnologías os paso este storify http://storify.com/ajomonzo/tens-una-idea-o-una-idea-de-negoci....para que veáis un poco como fue y el ambiente que respiramos...

Conclusiones:
Conectar es aprender.
Acompañar es estar al lado de alguien durante un proceso.